El mundo es un pañuelo blanco

Una multitud rechazó el fallo de la Corte Suprema de Justicia que habilitó el 2×1 para represores condenados. El símbolo de la lucha de Madres y Abuelas se multiplicó entre la Plaza de Mayo y el Congreso.

En casa de herrero, cuchillo de palo

La policía impidió el ingreso de 130 trabajadores tercerizados del Ministerio de Trabajo. No cobran hace dos meses y está en riesgo su continuidad laboral.

“Estamos todas en peligro”

Mujeres autoconvocadas y organizaciones sociales y políticas se movilizaron a Plaza de Mayo para reclamar justicia por el asesinato de Micaela García. Críticas al Poder Judicial y respuestas repetidas del gobierno nacional.

“Salieron a marchar por emergencia”

El investigador Alejandro Grimson desmenuza las razones y alcance de la marcha del 1A a favor del gobierno. Los peligros de la “guerra de palabras” y el vacío para una traducción de los reclamos.

Caer de a miles

Los docentes cerraron la Marcha Federal Educativa con un multitudinario acto en la Plaza de Mayo en reclamo de la apertura de la paritaria nacional. La defensa de la educación pública en escena.

“Es difícil, pero no imposible”

El vicepresidente de la cooperativa del hotel Bauen, Federico Tonarelli, traza el plan de lucha para intentar revertir el veto presidencial a la expropiación del edificio donde funciona una de las empresas recuperadas más emblemáticas del país.

Otra denuncia contra Manguel

Trabajadores de la Biblioteca Nacional aseguran haber recibido amenazas de despido por replicar una nota periodística crítica a la gestión del director.

“Todas somos Caperucita”

El centro porteño fue escenario de la quinta edición local de la “Marcha de las Putas”. Nuevas expresiones de la lucha contra la violencia de género y el sexismo.

La radio, del eter a Internet

Los nuevos formatos online permitieron el nacimiento de nuevas emisoras que cada vez suman más oyentes. Claves del fenómeno y desafíos para mantener la magia.

Gritar para salvarse

La organización La Garganta Poderosa advierte que las fuerzas de seguridad aún creen que no sufrirán ningún costo por reprimir en territorios vulnerables. El miedo después de la denuncia.