Por Francisco Vera Golé
Fotografía: Rocío Forte

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires manifestó frente a las puertas de Clarín para reclamar mejoras salariales. Apuesta a obtener la personería jurídica para discutir paritarias.

Dos pequeños grupos de la Policía Metropolitana se reparten los ingresos del edificio del Grupo Clarín en el barrio porteño de Barracas. En la vereda de enfrente, un muchacho trepa un muro para amarrar las banderas del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba). Un cielo grisáceo que deja que se cuele algún rayo de sol. Un par de manifestantes despliegan a lo ancho de la mesa varías docenas de churros rellenos de dulce de leche acompañados por un termo que contiene unos veinte litros de chocolate caliente. Promediando las 15 horas, la calzada se reduce y sobre el asfalto se tiende un trapo de arpillera que reza: “El sueldo no alcanza”. Con esta consigna, trabajadores y trabajadoras de prensa de Clarín enrolados en la comisión interna de AGEA y el Sipreba, realizaron una protesta durante la tarde de hoy en Tacuarí 1846 exigiendo la urgente recomposición salarial.

“Es inaceptable que un trabajador del diario de mayor tirada del país, que pertenece a la empresa de medios más poderosa del país, trabaje jornadas de ocho horas y gane un sueldo que lo ubica por debajo de la línea de pobreza”, dijo a ANCCOM Matías Cervilla, integrante de la Comisión Interna de Clarín/AGEA.

Este sentimiento también fue compartido por Diego Martínez, delegado gremial en Página/12, quien se sumó a la manifestación y dio testimonio a este medio sobre la crisis generalizada de los trabajadores de prensa escrita: La situacion de Página/12 no es demasiado diferente a la de La Nacion, Clarín y Perfil. Es igual de desastrosa, salvo por el plan de lucha mucho más fuerte que estamos llevando adelante, con medidas de fuerza que incluyen paros de 24 y 72 horas, llegando a provocar que no saliera el diario del día domingo. A nosotros, como delegados, no nos responden. El diálogo con el Grupo Octubre no existe, ni cuando no hacíamos medidas ni ahora, cuando hacemos medidas. Eligen no dialogar”.

Por último, destacó la importancia de la unidad de los trabajadores y el rol del Estado a través del Ministerio de Trabajo: Tenemos que estar todos hoy en las calles y el día que tengamos la personería gremial, que ojalá sea la conquista que tengamos en este año, también nos sentemos en la paritaria. Esa conquista, que los trabajadores de prensa tengamos representantes legítimos en la paritaria, dependerá, en gran parte, de la pasividad o no del Ministerio de Trabajo”.

En la manifestación también estuvo presente Carla Gaudensi, Secretaria General de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), quien dijo a este medio: “Hoy estamos dando continuidad al plan de lucha que se inició hace un par de semanas. Primero fue en las puertas de Página/12, la semana pasada en Perfíl y ahora aquí, en Clarín, denunciando un atraso salarial que no se aguanta más”.

La dirigente gremial agregó: “La situación de los trabajadores y trabajadoras de prensa es preocupante. No se puede vivir con un salario que no llega a cubrir la canasta básica familiar. Es por eso que decidimos estar en las puertas, además de puertas adentro seguir organizándonos para dar esta discusión tan importante como trabajadores. Desde las empresas, lo único que nos imponen siempre es un techo en una discusion paritaria en la que no participan los trabajadores y es por ello que cada año tenemos que recurrir a este tipo de acciones, para que nos escuchen y se den cuenta que la situacion es insostenible. No puede existir un periodismo de calidad con trabajadores precarizados y sueldos de hambre”.

 

Después del reparto de churros y chocolate, y en momentos separados, tomaron el megáfono y hablaron al público Francisco “Paco” Rabini, delegado gremial en Clarín y dirigente de Sipreba y FATPREN, y Agustín Lecchi, Secretario General del sindicato. Rabini insistió en la necesidad de “pelear por la personeria y, mientras tanto, pelear por mejorar lo que firma la UTPBA, como venimos haciendo todos estos años”. Además, instó a los trabajadores y trabajadoras a seguir esforzándose en “pelear por nuestro salario, porque sabemos que si no lo hacemos nosotros, no lo va a hacer nadie”. Por último, y a modo de cierre, realizó una petición a los y las presentes para ayudar en la tarea colectiva de pensar ideas para este plan de lucha”, ya que “sabemos que charlando encontramos las mejores ideas y las mejores medidas. ¡Hasta la victoria siempre!”.

 

A su turno, Lecchi planteó la necesidad imperiosa de una democratización de la pauta publicitaria: No puede ser que los empresarios de medios sigan recibiendo millones en concepto de pauta publicitaria oficial y a nuestros compañeros les niegan las paritarias y les desdoblen el salario”. También resaltó la necesidad de fortalecer la organización sindical y nacionalizar las luchas: “Esta situacion no es exclusiva de la Ciudad de Buenos Aires. Por eso nos estamos organizando a nivel nacional. La semana pasada estuvimos en Córdaba. Estamos reconstruyendo el sindicato en todo el país.”

El acto se cerró con aplausos, abrazos, cantos y una foto grupal, mientras un cuarteto de jóvenes con chalecos celestes hacía sonar bombos y redoblantes, llenando de ruido la calle.

Copy link
Powered by Social Snap