Por Joaquín Bousoño
Fotografía: Daniela Collque

Tras la resistencia de trabajadores, vecinos y consumidores, el Gobierno de la Ciudad rehabilitó el mercado de economía popular. Los cooperativistas no bajan los brazos.

El mercado de Bonpland, ubicado en el barrio porteño de Palermo, reabrió sus puertas, luego de que el Gobierno de la Ciudad levantara la clausura. El martes 22 de marzo el Gobierno Porteño clausuró el Mercado de Economía Solidaria y la noticia despertó rápidamente la preocupación y la organización del sector para impedir el cierre. Los funcionarios reclamaban una habilitación que la administración porteña nunca terminó de tramitar.

 Las cooperativas que componen el Mercado informaron que consiguieron levantar la clausura que les había impuesto la Agencia Gubernamental de Control y que las organizaciones denunciaban que había sido «arbitraria».

 Luego de varios días de trámites y lucha en la calle, ayer al mediodía levantaron la faja que cerraba el recinto y permitieron que los productores vuelvan a vender sus productos. 

 Rosa Zambrano, vocera del Mercado e integrante de la Cooperativa Soncko, estuvo presente en el momento de reapertura y se mostró agradecida con quienes acompañaron el reclamo estos últimos días: “Es muy gratificante todo el acompañamiento que recibimos en estos momentos tan tristes, pero que sirvieron para saber que la comunidad del mercado está más unida que nunca. Hoy recuperamos nuestra fuente de trabajo, pudimos abrir el mercado, todo gracias a la resistencia popular”.

 Desde hace 15 años funcionan en el mercado ocho cooperativas y trabajan alrededor de 200 familias que durante la semana de la clausura perdieron la posibilidad de comercializar sus productos. El levantamiento de la clausura fue celebrado por clientes y trabajadores, que sostienen que “La organización colectiva siempre vence”.

 De todas formas, el problema no está saldado por completo, ya que todavía hay exigencias que el Gobierno de la Ciudad debe cumplir. “Les pedimos que nos sigan acompañando porque es muy importante el camino que nos queda por recorrer. Tenemos que lograr que bajen los fondos para lograr la habilitación necesaria, que hace 15 años nos vienen prometiendo, ya que sin final de obra nunca vamos a conseguir la habilitación formal”, agregó Zambrano. 

 Quienes integran el único mercado de Economía Solidaria de la Ciudad de Buenos Aires son conscientes de que la lucha no se termina con la reapertura, ya que los negocios inmobiliarios y la especulación edilicia siguen vigentes. Por eso, reiteran el llamado a la comunidad para que acompañe el comercio sano seguro y solidario.

 En Bonpland se encuentran producciones agroecológicas libres de agrotóxicos, alimentos elaborados de manera artesanal y sin aditivos y artesanías ecológicas, entre otros productos que llegan a los y las consumidoras sin intermediarios. “Nosotros somos los que podemos garantizar que en la mesa de los argentinos haya alimentos sanos y de calidad”, destacó Rosa Zambrano y enfatizó que “ha quedado a la luz, no solamente la problemática burocráticas de los trámites de las habilitaciones, también quedó a la luz la falta de consideración del Estado sobre los modos de producción familiares, los pequeños emprendimientos, las cooperativas o pequeñas empresas recuperadas”.

 El Mercado sembró un precedente en la construcción y desarrollo de una red de comercialización alternativa de productos de la agricultura familiar y de la economía social y solidaria. Por eso, Zambrano señaló que es necesario fortalecer este modelo, y remarcó que tenemos que transmitir al consumidor el cambio en los hábitos de consumo. Es fundamental para producir y consumir de otra manera. 

Copy link
Powered by Social Snap