Este fin de semana largo se llevará a cabo la segunda edición de la Feria de Editoriales y Librerías de la Ciudad de Buenos Aires en el Parque de la Estación. De manera presencial y cumpliendo los protocolos sanitarios, 51 expositores ofrecerán sus novedades editoriales.

El otoño trae la segunda edición de FELBA, Feria de Editoriales y Librerías de la Ciudad de Buenos Aires. Un evento organizado por la Fundación El Libro y el Ministerio de Cultura porteño que se llevará a cabo al aire libre del 1 al 4 de abril de 12 a 20 en el Parque de la Estación,  con entrada libre y gratuita, y con los protocolos de seguridad ante el Covid-19. Habrá 51 expositores, diez más que el año pasado, y uno de ellos será un espacio colectivo dedicado a la poesía por haber sido marzo el mes de ese género.

El Parque de la Estación está ubicado en el barrio de Almagro, es un espacio público que sufrió intentos de privatización y que luego fue recuperado por los vecinos y  gracias a esta acción ahora puede cobijar este tipo de actividades. Allí se desplegarán los stands y su ingreso se hará por la calle Agüero hasta su salida por Gallo. La feria presencial, tan deseada por los editores y libreros, contará con dos actividades y charlas diarias sobre narrativas, poesía, comics, feminismo y literatura juvenil, entre otras. Se realizarán en el anfiteatro de 16 a 20, con una duración de dos horas cada una. Alguno de sus nombres son: “#LiteraturaEnLaBurbuja”, el día viernes; “¿Estamos en la pandemia de la corrección política?”, el sábado; y “Feminismo y Literatura”, el domingo.

El Director Institucional y Cultural de Fundación El Libro, Oche Califa, asegura que las ferias son claves para la promoción y divulgación de las novedades y constituyen una pieza fundamental para todo este sector de la cultura. Durante la mayor parte de 2020 las librerías permanecieron cerradas y esto provocó que se perdieran los lanzamientos de novedades y con ellos las expectativas de venta. Por eso el FELBA es un gran aporte “en un momento inédito para la industria”, manifiesta. “El libro, además, participa para su dinámica en el movimiento general de la cultura, como el teatro, el cine o los centros culturales, esto genera un interés mayor”, agrega. 

Sin embargo, desde Fundación El Libro afirman que la irrupción del covid 19 fue “una lluvia sobre mojado” para el rubro debido a que los cuatro años previos fueron sumamente críticos con una reducción de ventas considerable. A pesar de ello, veían una luz al fondo del túnel a comienzo del 2020 cuando la pandemia no era ni una remota posibilidad y esto provocó que el golpe sea “especialmente fuerte”, destacaron.

Este año habrá diez expositores más que el año pasado.

Uno de los criterios establecidos para respetar los protocolos sanitarios será la posición de cada puesto, que formarán una especie de serpentina de tal forma que los concurrentes puedan contemplar todas las exposiciones sin necesidad de retroceder y así evitar aglomeraciones. En este sentido, se contempló que haya una sola persona por stand que disponga de los elementos de cuidado necesarios, como el barbijo y el alcohol en gel. Por último, se decidió que los baños sean exclusivos para los expositores y no para el público en general.

ANCCOM dialogó con distintas editoriales y librerías que van a participar del encuentro. Una de ellas fue la editorial CICCUS, Centro de Integración, Comunicación, Cultura, y Sociedad, que está ubicada a pocos metros del parque donde se realizará el evento. Federico Giménez, integrante de ese sello editor, piensa que “el libro tiene una potencia muy grande en la cultura Argentina”. Más allá de los condicionamientos que sufrió la industria del libro, tiene cierto optimismo: “La necesidad de salir de la pantalla llevó a que muchos se reencuentren con el hábito de la lectura”, reflexiona. Algunos de los títulos destacados de la editorial son El mundo del día después  de Jorge Rachid y Proposición poética para anular la deuda externa de José Muchnik.

Por otro lado, Marcos Almada, presidente de la cooperativa de editoriales y también librería, La Coop, sostiene que venían teniendo un trabajo muy fuerte con las ferias, ya que participaban de aproximadamente 120  de ellas por año. Admite que “fue muy duro la reconversión de las ventas a través de Internet y de las redes sociales”. De todas formas, descubrieron que hay una comunidad lectora muy fiel a la compra de libros que antes no conocían. En vistas a la nueva edición del FELBA celebran que se abra una nueva variable en un contexto tan crítico, pero esta feria “no reemplaza lo que abarca la convencional Feria del Libro de 21 días”, concluye. Trilogía del dolor de Daniel Mella (que reúne en ese volumen tres novelas)  y Chau chau chau de Florencia Gómez García (también es una novela) , son dos de las lecturas que más recomiendan desde la cooperativa.

Sudestada, librería, revista y editorial, que se destacó estos últimos años por su fuerte presencia en redes sociales, será otra de las expositoras. Su alta popularidad le permitió quedar mejor parada en la nueva reconversión comercial. Sin embargo, su otra gran fuente de difusión eran los encuentros masivos como las marchas o las instituciones educativas que funcionaban como un canal más de difusión y de exposición para su revista y los libros. Esta nueva propuesta les permitió reencontrarse con su público nuevamente y creen que “hay una necesidad de la gente de participar y volcarse a estos eventos”, dicen sus responsables. Algunos de los trabajos que se destacan y que estarán en la edición del FELBA  son la novela “Malparidas” de Natalia Bericat, “Estrellada” de la artista e ilustradora CinWolo y la obra completa de Juan Solá.