Las dos CTA y el Frente Sindical para el Modelo Nacional impulsaron una multitudinaria marcha contra los tarifazos. Numerosas organizaciones sociales se sumaron a la movilización que durante enero se replicará en Rosario, Mar del Plata y Mendoza.

Con el lema “Basta de tarifazos” se realizó ayer la Marcha de Antorchas convocada por la CTA – Autónoma, la CTA de los Trabajadores y el Frente Sindical para el Modelo Nacional. A lo largo del día fueron varios los puntos de reunión elegidos por gremios y organizaciones. “Barrios de Pie” se movilizó desde el mediodía hacia la Secretaría de Energía e instaló una olla popular. En la avenida 9 de julio y Juan Domingo Perón, a las 18, se congregaron los trabajadores en lucha contra los despidos de Interpack, Siam y Pilkington. También se agruparon la gremial AGD (de docentes de la UBA), la Unión Ferroviaria Oeste y Sutna (trabajadores del neumático). La FUBA (junto con los Centros de Estudiantes de Medicina, Farmacia, Veterinaria y Filosofía y Letras) y la FUNA (Federación de la Universidad de las Artes) y agrupaciones de estatales y municipales, junto al Polo Obrero, las organizaciones del Frente de Izquierda, Partido Obrero, Izquierda Socialista, PTS y el MST, entre otros movimientos políticos, tenían punto de reunión en ese sitio.

Desde las 18:30 se concentraron en Belgrano y Lima, la Federación de Docentes de las Universidades (Fedun) y el Frente Sindical para el Modelo Nacional, a cargo de Pablo Moyano. A la misma hora, en 9 de julio y Avenida de Mayo, hicieron lo propio las 62 Organizaciones Peronistas.

En el trayecto, la marcha hacia el Congreso unía a todos los presentes bajo el grito de “Andate Macri”, acompañado por numerosas antorchas, banderas, carteles, bombos, platillos y trompetas. Una de esas banderas, expresaba: “Larreta, mirá como nos ponemos” y estaba firmada por: “Docentes en lucha por las escuelas nocturnas”. La mayoría de las personas caminaban junto a las columnas de las organizaciones sociales, políticas y defensoras de los derechos humanos.

A las 20 dio inicio el acto central en la puerta del Palacio Legislativo, sobre un camión que sirvió de escenario. En ese sitio se pudieron ver algunas antorchas encendidas. Ahí fue donde se leyó un documento firmado por las gremiales organizadoras del acto, en el que se hacía énfasis en la ausencia de un Estado garante, el avasallamiento de los derechos de los habitantes, en un contexto de despidos y cierre de pequeñas y medianas empresas, que están ocasionando un grave retraimiento en la economía.

También fue un punto nodal en la lectura, el enriquecimiento de funcionarios como el exministro de Energía Juan José Aranguren, el expresidente del Banco Central Luis Caputo o el actual titular de la cartera de Hacienda Nicolás Dujovne. En ese momento se hicieron sentir muy fuerte abucheos y gritos pidiendo de manera urgente un paro nacional.

Luego del acto, Pablo Moyano, secretario adjunto del gremio de Camioneros y conductor del Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona) declaró: “Fue una convocatoria increíble. El objetivo de esta marcha fue decirle basta a los despidos, basta de tarifazos, basta de inflación, basta de cierre de empresas, que no vengan a querer jodernos de vuelta con la reforma laboral. Creo que va a ir creciendo la conflictividad social porque el gobierno no escucha y no da respuesta a los reclamos legítimos de los jubilados, de los trabajadores y de los desocupados”. La protesta se replicará el 17 de enero en Rosario, el 24 en Mar del Plata y el 31 en Mendoza: “Vamos a estar presentes en todas las ciudades del país para demostrarle al gobierno que hay millones de argentinos que la están pasando mal y que no queremos seguir con esta política económica. Nos tenemos que unir, derrotarlos y humillarlos en las urnas en el mes de octubre”.

En cuanto a la posibilidad de paro nacional, manifestó que es concreta “porque el gobierno no va a cambiar la política económica y nosotros vamos a seguir defendiendo a los trabajadores”.

Moyano se mostró optimista y en diálogo con ANCCOM, en relación al futuro de los recursos de amparo que planean presentar con el objetivo de parar los aumentos en los servicios públicos y a las acciones penales destinadas a los ministros involucrados en decidir las subas declaró: “Vamos a hacer todo lo posible para frenar estos tarifazos, ojalá que los jueces tomen conciencia, que se resuelva a favor de los trabajadores. Esta política está haciendo cerrar pequeñas y medianas empresas. La gente o paga la luz o come. Creo que va a salir bien, porque los jueces últimamente están respondiendo”.

Acorde a los anuncios oficiales se prevé un aumento del 40%, en promedio, para el transporte público, por lo que en marzo el boleto de colectivo llegará a $18, mientras que el de tren alcanzará los $12,25. El subte subirá a $21 en abril, mientras que los peajes de ingreso a la Ciudad de Buenos Aires ascenderán a $65.

Las tarifas eléctricas tendrán un aumento del 55%, con parciales de 26% en febrero, 14% en marzo, 4% en abril y 4% en agosto, en principio.

Compartir

Atribución – No Comercial – Compartir Igual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original. Esta licencia no es una licencia libre.
CC

Artículo anteriorTrabajar de sol a sol por 4.600 pesos (si te pagan)
Artículo siguienteLa mala leche