Organismos de derechos humanos, familiares de los desaparecidos y vecinos marplatenses repudiaron al genocida Miguel Etchecolatz en el Bosque Peralta Ramos, donde cumple arresto domiciliario.

Si no hay justicia, hay escrache. Sábado y domingo millares de personas se movilizaron al Bosque Peralta Ramos, en Mar del Plata, para repudiar al genocida Miguel Etchecolatz en el mismo lugar en donde cumple la prisión domiciliaria. Los manifestantes colocaron siluetas de cartón en medio de las arboledas, en homenaje a los 30.000 desaparecidos. Los organismos de derechos humanos y vecinos que se movilizaron desafiaron otro importante e intimidatorio operativo policial.

Print Friendly, PDF & Email
Compartilo