Susana, Diana, Florencia, Milagros y Ludmila fueron secuestradas para ser prostituidas. En 2016 hubo 1538 denuncias de casos como el de ellas.

Para decir ni una menos es necesario que no haya ni una más en redes de trata, un delito que no discrimina edad ni clase social.

Mirá el especial multimedia de ANCCOM:

Actualizado 02/06/2017

 

Print Friendly, PDF & Email
Compartilo