Unos 600 policías desalojaron a los 120 trabajadores que recuperaron la ex Petinari.  “Nuestro sueño sigue siendo mantener nuestras fuentes de trabajo”, dice Jorge Gutiérrez, presidente de la cooperativa.

Hoy a las cinco de la madrugada, 600 efectivos policiales -infantería, cabellería, oficiales con caninos- se presentaron en la fábrica ex Petinari para concretar el desalojo de los 120 trabajadores que conforman la cooperativa ADO constituida en agosto de 2015, luego de que en febrero venciera la suspensión de desalojo que los trabajadores habían conseguido por 30 días.

En diciembre del año pasado iba a declararse oficialmente la quiebra de la empresa. Pero Petinari solicitó una prórroga y el juez postergó la sentencia definitiva para el 17 de marzo de este año.  A pocos días de la resolución, el presidente y delegado gremial de ADO, Jorge Gutiérrez, sostuvo, en diálogo con ANCCOM, que «el fuerte operativo de desalojo de alguna manera nos favorece porque demuestra que la intención de ellos no es pagar sino sacarnos de la fábrica».

Gutiérrez explicó que 20 trabajadores permanecían de guardia cuando la policía llegó  a la fábrica. Los trabajadores se retiraron pacíficamente y están acampando afuera como forma de resistencia hasta que resuelva el juez.

Sobre la situación económica actual de la cooperativa, Gutiérrez contó que mejoró en relación al año pasado y que ahora esperaban poder retirar las unidades que quedaron adentro para terminar el trabajo aunque sea afuera de la fábrica y no perder la confianza de sus clientes. «Volvemos a nuestra lucha. Moralmente estamos más fuertes que antes -expresó Gutierrez- Estamos a pocos días del final. Nuestro sueño sigue siendo mantener las fuentes de trabajo».

Actualizado 3/3/2017

Compartir

Atribución – No Comercial – Compartir Igual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original. Esta licencia no es una licencia libre.
CC

Artículo anteriorGorro, bandera y redoblante
Artículo siguienteLa marcha blanca