Daniel Angelici, el ministro Nº21

De un Bingo de San Bernardo al centro del poder empresarial, judicial y político nacional. La red de funcionarios que montó en el gobierno de Mauricio Macri. ¿Boca, un estado paralelo?

Escrito por // Fotos de:

Daniel Angelici fue adquiriendo reconocimiento público en los últimos años a partir de su rol como dirigente del club Boca Juniors. Pero la figura de El Tano comenzó a construirse tiempo atrás, a partir de oportunas interpretaciones políticas y, sobre todo, hábiles maniobras económicas. Quizás, la primera de ellas fue vender su Renault 12 para comprar el 0,5% de las acciones de un bingo en San Bernardo cuando tenía apenas 18 años. O tal vez, fue su paso por el radicalismo en los años ochenta, donde inició sus primeros vínculos con el mundo de la política y construyó amistades estratégicas que aún se mantienen, como la de Darío Richarte (ex segundo de la SIDE en el gobierno de la Alianza, ex vicerrector de la UBA y  actual dirigente de Boca). Lo cierto es que desde aquel exiguo porcentaje de un bingo de la Costa Atlántica que deambulaba entre las constantes clausuras municipales, Angelici se afirmó como una importante pieza del engranaje empresarial bonaerense. Actualmente, es mucho más que un exitoso empresario y su capacidad de influencia se expande al mundo del fútbol, del Poder Judicial, de los servicios de inteligencia y de la política, al punto de ser conocido como el brazo ejecutor del PRO en los tribunales federales de Comodoro Py. Se convirtió en uno de los hombres de máxima confianza del presidente Mauricio Macri y gente de su entorno ocupa lugares estratégicos en el gobierno. El Tano -con oposiciones y controversias dentro de su mismo espacio político-, opera, maniobra, interviene, presiona y, también, decide. Un poder bien propio, siempre al servicio de Cambiemos.

El lunes de la semana pasada fue imputado el ex juez federal Norberto Oyarbide por falso testimonio luego de haber negado conocer a Angelici, en el marco de la causa que investiga al presidente de Boca por tráfico de influencias dentro del Poder Judicial.  La medida fue tomada por el fiscal Franco Picardi y las pruebas (fotos y llamados telefónicos) demuestran que, a pesar de los dichos del ex juez,  ambos se conocían. La denuncia había sido realizada por Elisa Carrió, quien acusó a Angelici de utilizar su influencia dentro del ámbito judicial para forzar la renuncia de Oyarbide (quien investigaba a Macri en la causa por las escuchas ilegales). En diálogo con ANCCOM, Julian Maradeo, co-autor junto a Ignacio Damiani del libro El Tano, Quién es Daniel Angelici, establece  que en los días previos a la renuncia, hubo comunicaciones entre World Games S.A.  (principal empresa del juego de Angelici) y el secretario de quien por aquel entonces era juez. “Después Oyarbide presentó la renuncia y fue aceptada medio a los apurones por Macri”, afirma Maradeo, quien define a Angelici como “un manual de poder de la política moderna.”

Este no fue el único hecho reciente vinculado al empresario del juego devenido en actor político. La semana pasada se confirmó lo que hasta entonces había circulado como un rumor dentro del gabinete de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal: la renuncia de Melitón Eugenio López, presidente del Instituto Provincial de Loterías y Casinos, por desacuerdos a partir de un impuesto al sector. López mantiene un vínculo con Angelici, no solo por ser parte del mundo del juego, sino porque es un empresario futbolístico reconocido. Pero Julián Maradeo intenta correr el foco hacia otro lado: “No hay que prestarle tanta atención a quien se fue sino a quien quedó, porque el Nº3 del Instituto de Loterías es Fernando Rovello, un radical-PRO del riñón de Angelici que forma parte de su estructura política. Rovello fue clave en el armado de la campaña para que Angelici sea reelecto presidente de Boca en el 2015.”

El libro de Maradeo y Damiani apareció en librerías en agosto de este año.  A pesar de la exposición de negociados controvertidos con el poder público, sobreprecios, amenazas a periodistas, aprietes y demás, la publicación no tuvo la suficiente repercusión, sobre todo en los grandes medios de nuestro país. “Sabíamos que iba a tener una circulación muy restringida”, establece Maradeo que acusa un blindaje mediático sobre la figura de Angelici. “Varios medios o periodistas nos pedían notas o capítulos del libro y luego los empresarios de esos mismos medios les daban de baja a la nota -agrega-. Como pasó con Infobae, en donde la histórica relación del empresario de medios Daniel Hadad con los servicios de inteligencia hace que no se pueda hablar del libro. También es conocida la relación de Ricardo Roa y Angelici, lo que genera que cada vez que un colega del diario Clarín se interese en el libro, la nota tenga igual derrotero. La misma situación se repite en el Grupo Indalo (C5N, Radio 10, Ámbito Financiero, etc.). Y ni hablar del periodismo deportivo, en donde Angelici mantiene una buena relación con casi todos los grandes medios de ese reducido espectro.”

Primeros pasos

Los periodistas Federico Poore y Ramón Indart son autores del libro El poder del juego. El gran negocio de la política argentina.

Poore, periodista, colaborador de Ámbito Financiero, y del sitio Chequeado.com, no cree que el poder de Angelici esté sostenido por el aparato político del PRO. En diálogo con ANCCOM sostuvo: “Yo creo que él tiene un poder propio, si el día de mañana el PRO deja de ser gobierno, Angelici va a seguir teniendo poder dentro de la justicia y el juego.”

“Macri no hace política con gente que no tenga plata, si no tenés plata no podes ser político con Macri.”, afirma Indart, periodista del diario Perfil. “Él se llenó de poder y ese es su mayor capital en la política, lo que más le da a Macri es eso: el poder de los contactos; conoce gente en todos lados. Es un poder muy concreto que ayuda a resolver problemas fácilmente.” El Tano aportó al PRO la articulación territorial en el interior de la provincia de Buenos Aires y su influencia en el ámbito judicial, al mismo tiempo que blindó sus propios negocios empresariales (que incluyen también la especulación inmobiliaria).

Ante el rumor de una posible candidatura, Indart responde: “Para él un cargo es un puesto menor, ¿Para qué quiere un cargo si ya tiene legisladores, funcionarios, jueces y fiscales que le responden? Es uno de los pocos hombres de la Argentina a los que Macri escucha y valora su opinión. Más poder que eso es difícil que te lo dé una candidatura. Si es candidato es porque Macri se lo pide.” Poore, agrega: “No creo que le interese ocupar un cargo público, eso le daría aún mayor exposición. Creo que ahora él está más abocado a la tarea de operador judicial.”

Angelicistas

Ramon Indart destaca esta maniobra de Angelici que consiste en ubicar hombres de su confianza en cargos estratégicos dentro del gobierno del PRO, tanto en la Ciudad, como en la Provincia y la Nación. Muchos de ellos surgidos de la comisión directiva de Boca Juniors. Federico Poore los llama “angelicistas”: tráfico de influencias, relaciones de poder, presiones, manejo de información valiosa, anticipación de resoluciones judiciales y vínculos directos en los tres poderes del Estado.  

Entre los principales personajes políticos bajo su influencia o con los que mantiene un vínculo estrecho se encuentran: Laura Alonso (titular de la Oficina Anticorrupción), Daniel del Sol (titular del Instituto de Juegos de Apuestas de la Ciudad, diputado por el PRO y presidente de la Comisión de Legislación General de la Legislatura porteña), Martin Ocampo (Ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad), Gustavo Ferrari (Ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Secretario General de Boca y ex Asesor General durante el gobierno de Daniel Scioli), Gustavo Arribas (comenzó como empresario del mundo futbolístico de la mano de Macri en los años noventa y hoy es titular de la Agencia Federal de Inteligencia –AFI-), Hernán Lombardi (titular del Sistema Federal de Medios), Oscar Moscarriello (ex: vice de Boca con Angelici y legislador porteño del PRO;actual: Secretario de Relaciones Internacionales del club y embajador argentino en Portugal), Christian Gribaudo (ex diputado por el PRO y actual titular del Instituto de Previsión Social), Enzo Pagani (presidente del Consejo de la Magistratura porteño), Silvia Majdalani (N°2 de la AFI), Sergio Brodsky (titular de la Inspección General de Justicia), Claudio Niño (legislador porteño del PRO), Maria Raquel Herrero (Auditora General de la Ciudad), Francisco Quintana (jefe del bloque PRO en la legislatura porteña), Carlos Francisco Balbin y Susana Vega (procurador general y subprocuradora del Tesoro Nacional), Leandro Halperin (Ministerio de Justicia de la Ciudad), Javier Buján (INADI).

Suele juntarse a cenar con figuras reconocidas del ámbito judicial. Entre sus principales contactos se encuentran el fiscal Carlos Stornelli (dirigente de Boca e íntimo de Angelici), el fiscal Raul Plee (quien Angelici quiere como sucesor de Gils Carbó), el fiscal Gerardo Pollicita, los jueces Ariel Lijo, Luis Rodríguez, Rodolfo Canicoba Corral y Marcelo Martínez de Giorgi. Hasta el mismísimo juez federal Claudio Pistolero Bonadío asistió a su cumpleaños.

Fuego amigo

Una de las principales voces del frente Cambiemos que se opuso a Angelici fue Elisa Carrió. La diputada lo etiquetó como operador  judicial en reiteradas ocasiones. Aparte de la causa por la renuncia del juez Oyarbide, también se lo vincula a la fallida renuncia del Director de la Aduana, Juan José Gomez Centurión.

Pero no es sólo Carrió: la figura de El Tano también genera malestar en otros referentes importantes del PRO como la vicepresidenta Gabriela Michetti, Vidal o el vicejefe de gobierno de la Ciudad Diego Santilli. Los tres quieren imponer mayores controles al negocio del juego tanto en la ciudad como en la provincia, y forman parte del sector de Cambiemos que no simpatiza mucho con la influencia de Angelici. Otra figura importante para el PRO dentro de la Justicia, es el diputado por el Parlasur Fabián Rodríguez Simón, quien tampoco simpatiza con El Tano y es una pieza importante en la avanzada del gobierno de Vidal en el control del juego.

Sin embargo, Indart y Poore coinciden en que la influencia de Angelici en la provincia de Buenos Aires fue muy importante para la sorpresiva victoria de Vidal.

La disputa por la AFA

Un claro objetivo del macrismo desde su desembarco en diciembre, es la intervención del fútbol argentino. En el intento de reestructurar la cúpula de la AFA y cambiar su estatuto, El Tano fue y sigue siendo imprescindible para el gobierno. El fin es desplazar a la AFA del negocio y cambiar el paradigma de la distribución de los ingresos del fútbol, sobre todo en lo referido a los derechos televisivos, a través de la creación de la Superliga.

A pesar de haber renunciado a su cargo de Secretario General de la AFA en junio de este año, Angelici presiona con sus intereses (o los de Macri). Así como en el Poder Judicial tener un cargo es cosa menor para él, también hay angelicistas en el mundo del fútbol. Desde varios dirigentes de clubes, sobre todo del ascenso, hasta la jueza a cargo de investigar los fondos de Fútbol Para Todos, María Romilda Servini de Cubria, o el ya mencionado titular de la IGJ, Sergio Brodsky, quien se encargó de controlar las irregularidades en los clubes.  Otro hombre fuerte de Angelici  es el vicepresidente de la Comisión Normalizadora de la AFA, Javier Medín (ex dirigente de Boca).

La avanzada por parte del gobierno nacional busca controlar la jugosa caja del fútbol, junto con el intento de instaurar, de una vez por todas, las sociedades anónimas en los clubes, intención que Macri tiene desde fines de la década del 1990, cuando era presidente de Boca. La restauración en el fútbol ya comenzó y las negociaciones por los derechos de televisación se intensificaron con las multinacionales Fox y Turner, aunque todavía no hubo acuerdo.

La intención de El Tano, también, es aprovechar para instalar el negocio de las apuestas online, que pasarían a ser la segunda fuente de ingresos de los clubes, luego de televisación. El proyecto, que el mismo Julio Grondona miraba con buenos ojos, se encuentra en espera, ya que la intención primera es la reestructuración de la AFA.

Una de las últimas jugadas económicas de Angelici produjo un saldo a favor de 22 millones de pesos para Boca. La sorpresa llegó cuando se presentó el balance del club y la exorbitante suma no estaba justificada. Por lo que la dirigencia tuvo que salir a reconocer que se debió a la compra de dólar futuro en diciembre del año pasado. La operatoria presenta serias irregularidades como establece Gabriela Cerruti en una nota del 29 de octubre. Las fechas de compra que declara Angelici no coinciden con la información de la bolsa, tampoco aparece ninguno de los directivos del club en el listado de compradores de dólar futuro, ni tampoco el nombre de Boca Juniors.

Lo destacable es que el estatuto del club define al mismo como asociación civil, lo que no permite este tipo de operaciones. A pesar de todo, ningún miembro de la dirigencia está siendo investigado por el Poder Judicial.

Boca S.A.

Desde que asumió como presidente a fines de 2011, Daniel Angelici generó rechazo entre varios movimientos de hinchas xeneizes. Más allá de los insuficientes logros deportivos, lo acusan de dar la espalda a los socios y al barrio de La Boca para convertir al club en una empresa que sirva a sus propios intereses. La organización Boca es Pueblo denuncia los negocios millonarios que el PRO realiza con el club de La Ribera: “Boca es el experimento del PRO a nivel club, funciona como una unidad básica del macrismo y eso se refleja en todas las medidas que viene tomando la dirigencia: el club está totalmente cerrado y cada vez cuenta con menos actividades, y a las pocas que quedan se les recorta el presupuesto drásticamente o el club se deslinda de toda responsabilidad.”

Boca es Pueblo nació en 2012 a partir de la organización de los hinchas para reivindicar el barrio de La Boca y su carácter popular. “Defendemos a Boca como asociación civil sin fines de lucro. La Boca sin Boca no existe y Boca sin La Boca tampoco.” Boca es Pueblo realiza marchas y convocatorias entre los socios del club, también talleres y actividades con los vecinos del barrio. “Boca es una asociación sin fines de lucro y no una sociedad anónima como quieren ellos. El objetivo del club no es generar plata, eso es mentira. Tiene una función social.”

Un negocio que la dirigencia de Boca viene amasando hace tiempo es la construcción de un nuevo estadio para suplantar a la mítica Bombonera. “El negocio que se esconde detrás de esto es millonario y tiene que ver con la especulación inmobiliaria en la que están inmiscuidos los dirigentes del PRO. Hay muchos intereses empresariales en juego, y no solo inmobiliarios. Ya acordaron que la financiación del estadio va a venir de fondos externos al club y si Boca se endeuda en 400 o 500 millones de dólares para la construcción del estadio, indefectiblemente, será el paso previo para que Boca se convierta en una sociedad anónima. Es la misma lógica que aplica el PRO a nivel nacional, que tiene que ver con endeudar e hipotecar el país.”

Los incidentes sucedidos en mayo de este año durante una reunión de la Comuna 4 en la que se debatía sobre la venta de los terrenos linderos al club para la construcción del estadio (leer: “Una patota pro nuevo estadio” y “La Boca no se calla”) expone los intereses políticos en juego. Una patota atacó y golpeó salvajemente a miembros de Boca es Pueblo. Dos tuvieron que ser hospitalizados, uno de ellos recibió un puntazo en el cuello. El atacante del cuchillo fue identificado: Rodolfo Matias Corzo, quien trabajaba para el Gobierno de la Ciudad. Lo sorprendente es que a pesar de estar cuatro meses prófugo, continuó presentándose todos los días en su puesto en la Subsecretaria de Gestión de REcursos Humanos y nunca nadie lo fue a buscar. En septiembre, la Sala VI de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional lo procesó y dictó la prisión preventiva por tentativa de homicidio. La justicia investiga la connivencia del Gobierno de la Ciudad tanto en los hechos violentos como en su posterior encubrimiento. Lo único que queda por esperar es que El Tano, ese empresario devenido político, esta vez, no meta mano en el proceso.

 

Actualizado 13/12/2016

Print Friendly, PDF & Email
Compartilo
Atribución – No Comercial – Compartir Igual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original. Esta licencia no es una licencia libre.
CC