El Conurbano en rojo

La microeconomía no arranca. En Merlo, los pequeños comerciantes hacen malabares para sortear la caída de las ventas.