Miles de mujeres marcharon este miércoles a las puertas de Tribunales para gritar, una vez más, "Ni una menos". La marcha se organizó luego del asesinato de Úrsula Bahillo, la joven de 18 años asesinada en la localidad de Rojas por un policía bonaerense. Patricia Nasutti, la madre de la víctima, encabezó la movilización. "La burocracia del Estado y la Justicia no toma en serio el riesgo denunciado una y otra vez a la hora de evaluar la peligrosidad del agresor si ya ha tenido otros episodios de violencia", señaló el comunicado de las organizadoras que también subrayó que uno de cada cinco femicidios es cometido por un policía. La manifestación se replicó en distintos puntos del país.