La explosión de una garrafa en la Escuela Nº 49 de Moreno provocó la muerte de su vicedirectora y un auxiliar. Ocurrió 20 minutos antes de que ingresaran los chicos. Marcha en Moreno, reclamos a la gobernadora María Eugenia Vidal, y muestras de solidaridad.

Tras la explosión de una garrafa de gas en la Escuela 49 del Partido de Moreno que ocasionó la muerte de Sandra Calamano, su vicedirectora, y Rubén Rodríguez, auxiliar, una multitud se manifestó frente al Consejo Escolar y luego se movilizó hasta el Municipio, para exigir justicia y denunciar el abandono del Estado en todas las escuelas del distrito.

Las calles de Moreno se colmaron de tristeza y dolor por la pérdida de dos trabajadores de la educación.  “Sandra iba todos los días a las 8 de la mañana, para prender las estufas y que esté ambientado el lugar para cuando llegaran los chicos 8.30. Esto ocurrió 8.10 de la mañana, yo tenía mis hijos listos, los nenes entran 8.30. Imaginate, 20 minutos para que los chicos estén ahí; 300 nenes van a ese colegio, doble jornada”, expresó la mamá de dos alumnos de la Escuela 49, conteniendo las lágrimas mientras cientos de personas comenzaban a llegar y rodear las gomas que se quemaban sobre la Avenida Victorica, frente al Consejo Escolar.

Sandra falleció junto a Rubén durante la mañana del 2 de agosto, después de la explosión de una garrafa provocada por una pérdida de gas que había sido denunciada tiempo atrás. La falta de respuestas y las muertes de Sandra y Rubén motivaron que los reclamos se atestaran de bronca e indignación. “Hace meses se viene diciendo que había pérdida de gas. Los chicos mismos lo decían, hubo días que no tuvieron clase por ese motivo y siguieron sin solucionarlo. Ahora perdimos las dos vidas. La vicedirectora misma nos hizo firmar seis notas. Hoy la vicedirectora tendría  que estar ella acá y no está. Estamos luchando por lo que ella quería lograr”, continúa contando la mamá.

A medida que llegaban docentes, estudiantes, trabajadores y vecinos de Moreno y zonas aledañas, pegaban carteles sobre la persiana del Consejo Escolar en los que manifestaban su solidaridad y exigían justicia. Un matrimonio fue el primero en arribar, cuando las autoridades se retiraban del lugar “Nosotros llegamos 11.30 con mi marido para reclamar porque no pueden ser que las escuelas sigan así.  Los jefes se fueron diciendo que nos querían mandar Gendarmería para que nos vayamos, que no tendríamos que reclamar nada, siendo que hay dos muertes de dos inocentes. “La gobernadora (María Eugenia) Vidal y (el interventor del Consejo Escolar Matías) Nasif son responsables de que hoy hayamos perdido estas dos vidas”, dijo la mujer cargada de bronca.  

Al mismo tiempo se realizó una masiva concentración en Acceso Oeste y ruta 23, convocada por la CTA Regional Merlo-Moreno y SUTEBA Moreno. La inmensa columna llegó al Consejo Escolar alrededor de las 15, encabezada por docentes de la Escuela Nº 49 que sostenían un trapo que decía “No a la ilegítima intervención del Consejo Escolar”, dado que el organismo está intervenido desde octubre de 2017 por el gobierno bonaerense. Allí se realizó un acto conducido por Mariana Cattaneo, Secretaria General de SUTEBA de Moreno, que manifestó la necesidad de “cada vez más unidad del campo popular”. Durante el acto, tomaron la palabra distintos allegados a las víctimas. “Sandra, al igual que Rubén, era la primera en llegar y la ultima en irse. Preocupados porque los pibes comieran, por eso hoy no están más con nosotros. Preocupados porque hoy pudieran desayunar, habiendo una pérdida de gas desde ayer, buscándola, vinieron desde el Consejo y no lo cortaron. Esto no fue un accidente. Fue un asesinato, y la responsable es la Gobernadora  por cómo está vaciando las escuelas de la provincia de Buenos Aires. Y cuando defenestran a los docentes y a los auxiliares diciendo que somos vagos y que no queremos trabajar, nosotros le decimos que somos quienes mantenemos en pie las escuelas de la provincia. Cada uno de nosotros somos los que mantenemos en pie la educación pública”, expresó Hernán, docente de la escuela 49. Luego de una hora, la multitud se movilizó por el Centro de Moreno hasta llegar al Municipio, donde siguió desarrollándose el acto. Allí se pronunciaron representantes de distintos gremios, muchos de ellos jóvenes de Centros de estudiantes de la zona, quienes exigieron a las autoridades municipales y provinciales “humanidad y sensibilidad, porque ante todo somos personas”, dijo a ANCCOM Camila, una joven de 15 años de una escuela de Francisco Álvarez.

El acto finalizó con la invitación a movilizar al día siguiente en Moreno, y en todas las ciudades de la provincia.

Un día después, la solidaridad y el compromiso social abrazaron a los chicos de la 49: el comedor barrial “Sueños Esperanzas” se ofreció a recibirlos a todos dado que no sólo no tendrán clases, sino que tampoco recibirán la comida que allí tenían asegurada. “Sueños Esperanzas” recibirá donaciones hasta el sábado 11. Se necesitan: alimentos no perecederos (arroz, fideos, polenta, legumbres, etcétera); pollo, carne y verduras. El comedor dejó un celular, (011) 15-6688-8285 y el nombre de Estefanía para coordinar

Print Friendly, PDF & Email
Compartilo
Compartir

Atribución – No Comercial – Compartir Igual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original. Esta licencia no es una licencia libre.
CC

Artículo anteriorSirenazo Nacional
Artículo siguienteUna lucha, todas las luchas