Javier Calamaro, Lito Nebbia y otros artistas participaron de un festival para exigirle al Gobierno que continúe con la búsqueda de los 44 tripulantes del submarino desaparecido. Hablan los familiares.

Un encuentro de música y arte para reclamar la continuidad de la búsqueda de verdad y justicia por los tripulantes del Ara San Juan, se realizó el domingo último en el playón de la estación de trenes de Tigre.

Bajo la organización de la banda de rock Submarino Pirata y el apoyo del intendente  local Julio Zamora, vecinos, músicos y algunas madres de la tragedia de Once acompañaron a los familiares y amigos de los tripulantes. El evento contó con la participación de las bandas Familiares del Rock, Virginia Ferreira, No Extraviar, Jonna Caccia, el Tano Marcielo, y Horcas, a quienes más tarde se sumaron Lito Nebbia y Javier Calamaro.

Antonio Niz, papá del Cabo principal Luis Alberto Niz, ratificó el abandono de las autoridades políticas y de las Fuerzas Armadas: “Me vine de la carpa de Plaza de Mayo (donde acampan en protesta) para acá, nos vamos turnando porque muchos no están cerca. Siempre está la policía intentando sacarnos de la plaza y circulan por ahí para que no agreguemos más carpas. (El presidente Mauricio) Macri nunca más se juntó con nosotros. Oscar Aguad, el minsitro de Defensa, tiene que firmar el presupuesto para la nueva búsqueda; y seguimos esperando”.  Antonio se detiene un momento para mirar la foto de su hijo que está en la pantalla del escenario y agrega: “Yo estaba tan seguro de que los iban a encontrar por ahí, pero después nos fuimos enterando de mentiras y mentiras. Toda la cúpula de la Armada está comprometida, salió un submarino que no estaba en condiciones”. Luego se refirió al abandono que sienten: “Cuando se habló de la explosión fue a las diez de la mañana y el mismo día, a las dos de la tarde, había tres comunicaciones dentro de la frecuencia del Ara San Juan.  La Armada abandonó a los 44, y ahora no habla. Le dije al jefe de la Armada que tiró la mochila de los 44 y la levantamos los familiares. Ellos tienen que ir y plantársele al Presidente. Tienen que pagar los responsables, si no es con este gobierno que sea con otro, pero que se enfrenten a la justicia”.

Javier Calamaro en escena.

Entre banda y banda se fue recordando a los tripulantes desaparecidos con un compilado de sus fotos y videos en la pantalla, bajo el lema de búsqueda y la verdad. A media tarde se realizó un intervalo para darle voz a los familiares y organizadores del evento, y el primero en tomar la palabra fue Luis Tagliapietra, padre  del teniente de Corbeta Alejandro Tagliapietra, quien expresó: “Muchas gracias a todos por venir, por apoyarnos. Les recuerdo por qué estamos acá: estamos para visibilizar lo que se quiere hacer invisible, estos 44 chicos que estaban trabajando para todos nosotros.  Es inconcebible que no sea una causa nacional, inconcebible que se pierdan 44 chicos en el mar y nadie los busque. Les recuerdo que desde el primero de abril que no hay nadie buscándolos, por lo menos con la tecnología apropiada para encontrarlos”. Y continuó: “Acá estamos para pedir todos juntos que los busquen, que los encuentren y que nos cuenten toda la verdad acerca de lo que pasó con ellos. Porque  son 44 héroes. Todo el mundo lo dice y nadie puede negarlo, pero hay que tratarlos como tales y no lo estamos haciendo, así que lo único que les pido es que nos sigan acompañando y que sigan pidiendo, por favor, que los busquen y que nos digan la verdad acerca de todo”.

Desde el público comenzaron los gritos: “¡Búsqueda y verdad! ¡Búsqueda y verdad!”, que acompañaban las palabras de Luis.

Niz, agradeció al Intendente de Tigre y a los organizadores, y pronunció breves palabras: “Esperemos que salgan a buscar a los 44 héroes de nuestra patria desaparecidos en el mar. Mi hijo es Luis Niz, 27 años y lo sigo esperando como a sus 43 compañeros. ¡Gracias!”.

Por último fue el turno de una de las hermanas de los submarinistas, la más dura y crítica con los dirigentes políticos de turno: “Llevamos veinticinco días de acampe con frío y lluvia, pero de ahí no nos vamos y este es un mensaje para el Ministro de Defensa Oscar Aguad, que por él estamos acá, en esta situación, hace ocho meses y un poco más, reclamando algo tan lógico y tan simple que es saber ¿donde están mis 44 hermanos?  Ya se lo pedí en una oportunidad y lo vuelvo a repetir: Si el ministro no está en condiciones de hacerse cargo del lugar que ocupa que renuncie, porque es un inepto y una persona insensible”. Y arremetió contra Mauricio Macri: “Lo mismo para el Presidente de la Nación. La bandera que flamea, nuestra celeste y blanca, no le interesa, él rinde honores a la bandera inglesa. Es una vergüenza que sea el presidente de 42 millones de argentinos. Es una persona que ha demostrado que nosotros no le importamos. Ni los 44, ni los familiares. Sufrimos bastante.”  Y concluyó entre aplausos: “A nosotros la plata no nos va a devolver ni a mi hermano, ni al hijo de Luis, ni al hermano de Lucía, ni al esposo de Andrea, ni al hijo de Antonio. La plata para nosotros es algo que va y viene y la vida no tiene un precio, por lo menos no la de nuestras familias. Nosotros somos fuertes y vamos a seguir fuertes”.

Los familiares llevan veinticinco días de acampe con frío y lluvia.

Tagliapietra  necesitó un minuto más para realizar un pedido personal al público, ya que su hijo Alejandro había cumplido 28 años el día anterior y quiso brindarle un homenaje y cantarle el feliz cumpleaños. Y así fue, quebrado en llanto los demás familiares y la gente presente accedió a su pedido y luego, un centenar de aplausos resonaron en el playón.

Más tarde, Norberto Zani, integrante de la banda de rock Submarino Pirata y uno de los organizadores del evento, recordó cuando en 1999 se filmó el video clip ¿Dónde estoy?, dentro del Ara San Juan: “Hace casi 20 años los muchachos del Ara San Juan nos dieron algo que nadie en el mundo nos podría haber dado, fue una experiencia hermosa, increíble y única que nos hayan permitido filmar, en tres ocasiones distintas, nuestro video clip. Ahora estamos en las malas  o en las peores y vamos a estar con ellos para siempre, no nos vamos a olvidar. Juntos vamos a luchar para que la señora justicia se despierte de una vez por todas. Este desastre que vivimos es a causa de la desidia de los gobiernos, no les importa qué pase con el pueblo, a ver si cambiamos esto ¡Justicia a los accidentes evitables que hemos tenido! ¡Que viva la patria! ¡ Vivan los 44 corazones de acero!”, gritó.

Luego de una tarde a pura música y emoción ANCCOM conversó con Lucía Zunda, hermana del teniente de navío Adrián Zunda  para actualizar la situación en que se encuentra la búsqueda: “Necesitamos visibilizar el reclamo. Del acampe no nos vamos porque sino, nos van a seguir dilatando. La primera noche fue una carpa sola y Antonio Niz durmiendo en un banco afuera. Una de las mamás dijo: `yo traje las cadenas, después vemos qué hacemos`. Y ahí surgió todo”, recuerda. Luego avanza sobre los reclamos actuales: “Ahora pedimos un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), porque el plazo de esta legislación para contratar una nueva empresa que los busque es de un mes mínimo. Si no hay impugnación de las empresas. Y con el DNU, en una semana, si se quiere, ya están buscándolos.  Con el DNU el presidente selecciona una empresa para la búsqueda y listo. Ahora va haber veedores de parte de las familias y la zona de búsqueda no tiene limitaciones. Lo que necesitamos es que accionen. Los que tiene que poner las firmas que las pongan. Parece que Macri no se enteró todavía que tiene vecinos reclamando en Plaza de Mayo. No hay voluntad política de buscarlos. Nosotros confiamos, pero en ocho meses no hubo cambios.” Y agregó: “Creo que saben dónde está, pero atrás de todo ésto se vendría un lío diplomático, ya que quince países intervinieron en la búsqueda. Lo de las tres comunicaciones cambió todo, porque estuvieron quince días en zona de búsqueda que hasta el día de hoy no se sabe si era correcta o no”.

También se refirió a las Fuerzas Armadas: “La Armada también nos mintió, hubo mucha negligencia. Nos dimos cuenta de que había un militar de civil dentro de la bicameral y tuvimos que pedir que lo saquen. Desde hace mucho tiempo las condiciones de la Armada son desarmadas. Los gobiernos no invierten y la plata que dan los de arriba se la roban. A veces desarmaban una corbeta para armar otra con la que tenían que salir a navegar.”

Y concluyó: “Después de los seis meses cualquier familiar puede hacer el trámite de presunto fallecimiento pero la verdad que para nosotros están desaparecidos. Nada se pierde, menos algo de las toneladas de hierro como es el submarino. Hubo zonas donde no se los ha buscado. Mentiras, manipulaciones, tenemos los teléfonos pinchados, nos han perseguido. Por pelear el derecho de los 44, el derecho a todos de saber la verdad. Se siente horrible, se siente desprotección, no tenemos derecho humano. Son todas palabras, pero en los hechos hay muy poco”.

Compartir

Atribución – No Comercial – Compartir Igual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original. Esta licencia no es una licencia libre.
CC

Artículo anterior“Estamos hace un año en la calle y nadie nos ve”
Artículo siguienteImágenes, miradas y sentidos