Por primera vez en la historia, el Poder Judicial calificó a un crimen por travesticidio. Fue por el asesinato de la activista y defensora de los derechos humanos Diana Sacayán.

La justicia condenó a cadena perpetua a Gabriel David Marino por ser coautor del delito de homicidio calificado agravado por odio a la identidad de género y mediado por violencia contra la referente de derechos humanos Amancay Diana Sacayán.

El juicio fue encabezado por Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 4 de la Capital, integrado por los jueces Adolfo Calvete, Ivana Bloch y Julio César Báez. El Poder Judicial calificó por primera vez un crimen como un travesticidio.

“Fue un juicio largo e histórico porque se escucharon las voces de la compañeras travestis y trans, y de Say, el hermano de Diana. También porque esta sentencia reconoce que una de las razones por las cuales las travestis son asesinadas es por la identidad de género. Además, el reconocimiento en calidad de referente de derechos humanos es muy importante y no puede pasar de desapercibido. No puede volver a ponerse en duda que el odio a la identidad de género tiene que ser analizado. Fue un gran trabajo de la UFEM (la unidad fiscal especializada en violencia contra las mujeres y el colectivo LGBTI) desde el inicio, con convicción y compromiso poniendo en función los recursos”, describió ante ANCCOM Luciana Sánchez, abogada de la familia Sacayán.

Compañeros y compañeras de Diana y artistas como Susy Shock y Sudor Marika estuvieron presentes en la sala, frente a la pantalla en los pasillos de Tribunales y también en la Plaza, frente al Palacio de Tribunales, como todos los lunes.

Gabriel David Marino sentado mirando a cámara.
Gabriel David Marino, condenado a cadena perpetua por el homicidio de Diana Sacayán.

“Es difícil decir lo que siento, Diana está en este hecho histórico, nos marca un camino de lucha, nos deja más derechos ganados. Esto es una conquista más que Diana ha logrado, así que estamos completamente contentos, orgullosos. Estuvimos a la altura de la circunstancia y no queda nada más que decir que se ha hecho justicia”, dijo a ANCCOM Say Sacayán, el hermano de la víctima que, con todos los presentes, se fundió en un gran abrazo que mezclaba la alegría por la obtención de justicia con la tristeza por la pérdida irreparable. Otro de sus hermanos, Arturo, agradeció a los jueces por haberlo escuchado.

“Estamos muy contentos de que haya salido un fallo histórico reconociendo que fue un travesticidio, es un tipo particular de femicidio. Es la primera vez que hay un fallo condenatorio con ese marco legal y lamentamos que hay sido por Diana, pero se hizo justicia. Ahora vamos para que se reconozca que también existe un travesticidio social permanente; es como que las travas tienen una fecha de vencimiento y está también era una lucha de Diana,” señaló Martin Lanfranco, amigo de Diana y compañero de trabajo de ella en el INADI.

Personas en el juicio levantando sus barzos.
El Poder Judicial calificó por primera vez un crimen como un travesticidio.

Fuera de Tribunales, la madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas alentó a los familiares, amigos y activistas trans: “Ya está en el calendario que cada día que salimos a la calle es un día que decimos nunca más invisibles. Lo bueno es que estemos adentro de un juzgado, haciendo ruido, que se note. Gracias a eso se despiertan y empiezan a dar el fallo que corresponde. Este fallo histórico no hay que dejarlo quietito, hay que seguirlo ventilando. Las cosas se dan porque estamos en la calle. Diana está presente y todas las compañeras que no están, están presentes en esta lucha, hay que seguir con fuerza y seguir adelante. Sigan luchando”

Flavia Flores, vicepresidenta del Bachillerato Popular Trans manifestó a ANCCOM: “Estoy feliz pero toda vía con la sensación de nervios porque por fin se hizo justicia, fue un travesticidio. Nosotras queremos ser visibilizadas, cuando matan a una chica trans que también salga en los noticieros.”

Print Friendly, PDF & Email
Compartilo