La actriz Florencia de la V encabezó el séptimo plenario en Diputados, en los que se debate el proyecto de despenalización del aborto. Aún faltan 400 expositores.

“Mi mamá murió cuando yo tenía dos años y mi hermano, cuatro. Me dijeron que había sido una enfermedad, pero cuando yo tenía 14, su hermana me contó que se había desangrado en un aborto ilegal”. Así comenzó su discurso la conductora Florencia de la V durante la séptima jornada del debate por la despenalización del aborto en la Cámara de Diputados. “La de mi mamá fue una muerte que se pudo haber evitado -agregó Flor de la V—. En lugar de castigar, el Estado debería garantizar las condiciones para que no se muera ninguna otra mujer. El femicida de mi mamá fue el Estado.”

El proyecto de ley de despenalización del aborto impulsado por la Campaña Nacional está en pleno tratamiento en el Congreso. El plenario de Comisiones de Legislación General, Salud, Legislación Penal y Familia continúa reuniendo todos los martes y jueves de 10 a 18 a expositores de los más diversos cargos y profesiones. En cuanto a la organización del debate, el presidente de la Comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky, anunció el jueves que la iniciativa se debatirá hasta el 31 de mayo. Después, los diputados se reunirán dos veces más para firmar el dictamen. Si todo sale según lo previsto, el debate llegará al recinto en la segunda semana de junio. Además, teniendo en cuenta que restan exponer alrededor de 400 oradores, el conductor del plenario señaló que se está analizando la posibilidad de aumentar el número de expositores por audiencia o bien agregar un día más de la semana para cumplir a tiempo con el compromiso acordado.

De manera intercalada, 41 expositores a favor y en contra de la despenalización del aborto tomaron la palabra durante la séptima audiencia del debate. Se manifestaron a favor de la legalización la economista Candelaria Botto, la doctora Alicia Benitez, la investigadora Florencia Maffeo, la periodista Ingrid Beck y la actriz Florencia de la V, entre otras. En contra argumentaron el doctor Gabriel Pedro Flores, el abogado Alejandro Bulacio, la pediatra Zelmira Rey y el pastor Pablo Barabaschi, entre otros.

Cuando tocó el turno a Flor de la V se paró detrás del atril, luciendo el pañuelo verde de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y contó a los legisladores como fue la muerte de su madre: “Mi mamá vino muy chica de Misiones con todas las ilusiones de estudiar, de formar una familia, de tener una casa. Conoció a mi papá muy joven, tuvieron a mi hermano y después a mí. La gente decía ¿cómo se van a llenar de hijos si no tienen dónde vivir? Mi mamá no pudo elegir y una tarde nos dejó para no volver. Murió de la peor manera que puede morir un ser humano: desangrada”. Los presentes escuchaban en silencio y la actriz, emocionada, continuó: “La de mi mamá fue una muerte que se pudo haber evitado. En lugar de castigar, el Estado debería garantizar las condiciones para que no se muera ninguna otra mujer. Cuando era chica, cuando me casé, cuando nacieron mis hijos, siempre necesité a mi mamá, no hay un día que no la llore, y el femicida de mi mamá fue el Estado”.

En un contexto de discusión y debate, la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito organiza las jornadas denominadas “Martes Verdes” en las que se desarrollan distintas actividades frente al Congreso. Estos encuentros contribuyen a visibilizar la lucha por el aborto legal y ponen de manifiesto las demandas de la sociedad frente a la problemática de la interrupción del embarazo. El debate continuará hasta junio y para ese entonces los diputados y diputadas habrán tomado consciencia de que tienen en sus manos la responsabilidad de elegir entre la realidad concreta o la metafísica, entre el aborto legal o el aborto clandestino.

Print Friendly, PDF & Email
Compartilo